Ir directamente al contenido de esta página

Extensiones propietarias de CSS

Las extensiones propietarias de CSS son un mecanismo gracias al cual los desarrolladores de navegadores pueden implementar en estos propiedades experimentales pertenecientes a futuras recomendaciones. Recogemos aquí una lista de aquellas que pueden emplearse actualmente.

Nota: En realidad el motivo de esta entrada es recoger en un lugar localizable los datos de la tabla siguiente, datos que simpre tengo repartidos entre marcadores de favoritos y archivos .txt que luego soy incapaz de encontrar.

¿En qué consisten?

Las extensiones propietarias (vendor-specific extensions) son un mecanismo incorporado en la especificación de CSS2.1 mediante el cual los desarrolladores de navegadores pueden identificar propiedades como experimentales, y que si bien tales propiedades no están recogidas en una recomendación, su presencia en una hoja de estilo no daña su validez.

En cuanto a su sintaxis, una propiedad específica consta de un guión prefijo elegido por el desarrollador, precedido y seguido de un guión (-) o guión bajo (_), antes del nombre de la propiedad experimental:


-moz-border-radius
-webkit-transform
_di_box-sizing // Ésta es inventada, pero sería válida
	

Actualmente existen varios prefijos adoptados por los creadores de los navegadores, aunque en la tabla siguiente recogemos sólo aquellos que como desarrolladores web nos parecen más relevantes.

Extensiones propietarias: prefijos, desarrolladores, navegadores y documentación.
Prefijo Desarrollador Navegadores Información
-khtml- KDE e.V. Konqueror Existe una página —CSS 2.1 & 3 Support in KHTML 3.4— que recoge la lista de propiedades soportadas por el navegador. Por desgracia no incluye las extensiones.
-moz- Mozilla Foundation Firefox, Flock, K-Meleon, Camino, Galeon y otros. Mozilla CSS Extensions
-ms- Microsoft Internet Explorer Las propiedades están diseminadas entre la documentación de MSDN: CSS Reference
-o-, -xv- Opera Software Opera En la página oficial sólo hay documentación hasta la versión 9.5: Web specifications supported in Opera 9.5.
-wap- Open Mobile Alliance Opera Mini, Opera Mobile y otros. Las extensiones se recogen en la Wireless CSS Specification 1.1 (archivo PDF, 464Kb), especificación del 20 de octubre de 2006.
-webkit- Apple Safari, Google Chrome y otros. Safari CSS Reference

Una advertencia: aunque los diversos navegadores que incorporan el mismo motor puedan interpretar el prefijo correspondiente, eso no significa que soporten todas las propiedades existentes para tal prefijo. Por ejemplo, las versiones 2.0 y anteriores de Chrome no interpretan -webkit-border-radius como lo hacen Safari 3.1 y posteriores.

¿Las extensiones propietarias son código propietario?

Desde hace años se han publicado decenas de páginas acerca de la bondad de los estándares web y la maldad del código propietario; en ese sentido, ¿no se trata de una resurrección de este último?

Bueno, técnicamente no lo es dado que las extensiones propietarias están definidas en un estándar, pero, ¿y desde el punto de vista filosófico? Personalmente, creo que tampoco:

  1. A diferencia del código propietario como lo conocemos hasta ahora, el fin principal de las extensiones propietarias es probar la implementación de propiedades ya recogidas en los bocetos de un estándar futuro, y sirven como campo de pruebas.
  2. En algunos casos, sirven para que los desarrolladores de navegadores puedan mostrar el funcionamiento de propiedades que proponen como parte de una nueva especificación, desarrolladores cuyos representantes forman parte de los grupos de trabajo de los organismos que desarrollan las especificaciones. Por ejemplo, es el caso del módulo de transición de CSS3, que se basa en la especificación de-webkit-transform este documento ya no existe; en la lista de especificaciones de CSS webkit.org se vincula ya el documento del W3C.

Ventajas y desventajas de las extensiones propietarias

Las extensiones propietarias ofrecen una serie de ventajas, tanto para los desarrolladores de navegadores como de contenidos:

Por supuesto, también tienen algunas desventajas:

Entonces, ¿las usamos ya?

Como cualquier otra herramienta, si se emplean de forma adecuada, no hay motivo para no emplearlas, teniendo presentes las desventajas que hemos apuntado antes. Si se emplean de manera que sea una mejora en los navegadores que las interpreten, y que no dañen la accesibilidad o la usabilidad en el resto, adelante. Al fin y al cabo, eso es en lo que consiste la filosofía de la mejora progresiva.

Esta entrada se publicó el 11 de septiembre de 2009, se archivó en , y fue etiquetada como . Autor: Saúl González Fernández. Aún no hay comentarios ›.

Comentarios

Aún no hay comentarios

¿Algún comentario?

* Los campos con un asterisco son necesarios

Últimos proyectos

© Digital Icon, S.L., 2007 – 2017